Programas

…Y todos veíamos los mismos programas….y todos hablábamos de lo mismo al día siguiente ¡Qué tiempos aquellos! El “Un, Dos, Tres…Responda otra vez” era el programa por antonomasia de los viernes por la noche. Todos los españoles veíamos este programa, que duró años y años. Lo veíamos en familia ¿cómo no? Era no sólo un programa, sino algo familiar, momentos irrepetibles de nervios, de risas…….para ver si se llevaban el apartamento en Torrevieja o, en cambio, mil bombillas para alumbrarles durante toda la vida. Todo podía pasar en este programa.

En el plano infantil, no podemos olvidar el programa que nos enseñó a todos a contar, a distinguir entre lejos y cerca, entre arriba y abajo: BARRIO SESAMO, el mejor programa didáctico de todos los tiempos. Todavía están sus personajes grabados en nuestra mente…Epi y Blas, El conde Drácula, Espinete, El Monstruo de las galletas, Super Coco, y tantos otros.

¿Y qué me decís de “La Bola de Cristal” , que fue una revolución para todos los jóvenes adolescentes de este país, lleno de música, de transgresiones, de canciones divertidas que sólo a los jóvenes nos gustaban, y los electroduendes, y el cuarto hombre, y lo mejor de todo…..Alaska y su peculiar imagen de bruja con el pelo de raftas y los ropajes estilo grunch.

También otros programas musicales como “Aplauso”, “Tocata”, “La Edad de Oro”, “Caja de Ritmos”…………..

¿Y “El hombre y la tierra” qué? ¿No era lo mejor de lo mejor? Con Félix Rodríguez de la Fuente aprendimos todos a amar la Naturaleza cuando todavía no se sabía muy bien si eso de la Naturaleza era algo que temer o que erradicar….y aprendimos a amar a los lobos, e incluso lloramos cuando la cabra montesa era devorada por el aguila real o cuando la leona mataba un cervatillo para alimentar a sus cachorros……¡qué nostalgia!

Poco a poco os iré presentando algunos de estos programas, con los cuales crecimos y , no sólo eso, aprendimos a ser mejores personas, plurales y  con una cultura de la vida que muy pocas generaciones anteriores y posteriores tuvieron o tendrán nunca. La tele era nuestra escuela, una televisión rica en argumentos de todo tipo (a veces censurable) pero en la mayor parte que nos enriquecía y no como ahora, que no sirve más que para ver realities baratos y repetitivos que no nos enseñan nada.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: